Qué hacemos

Esta empresa comenzó en el año 2016 con la idea de elaborar piezas de artesanía cerámica de calidad, dar vida a esta disciplina tan antigua al combinarla con nuevos diseños e ideas. Está especializada en la elaboración de vajillas modernas y elementos decorativos de gres y loza. Mediante el empleo de distintas técnicas, se hacen gran variedad de trabajos por encargo con diseños personalizados. De esta manera, se ofrece un producto único y a la carta del que el cliente forma parte.

«Busco sorprender, divertir y deleitar con mi obra al igual que yo me sorprendo, divierto y deleito con lo que veo y lo que hago, haciendo que los elementos que forman parte de nuestro día a día no solo sean útiles sino que también nos hagan sentir.»

Contemplación

Contemplar es mirar queriendo ver para conocer, admirarse o simplemente deleitarse, pero sin ejercer el juicio. De la contemplación se puede sacar la materia sobre la que actúa la imaginación, y es de la contemplación de la naturaleza y de mi entorno de donde vienen las ideas. Intento mostrar mi interpretación del mundo, buscando la belleza y lo divertido que hay en él, su complejidad y al mismo tiempo su sencillez. Ver ese lado entrañable pero también sorprendente, del mundo.

Como alfarera trabajo con los cuatro elementos: tierra,  agua,  airefuego, imprimiendo a esa mezcla tan primaria formas que se constituyen en nuevos objetos, tan heterogéneos y cambiantes como lo es la misma naturaleza. Me gusta cambiar y crear piezas nuevas con frecuencia, mediante un lenguaje propio y recurrente.

Restaurantes

Para restaurantes y particulares, ofrecemos la posibilidad de hacer vajillas personalizadas. Si quieres una presentación especial para alguna de tus recetas, vemos un diseño que se adapte a la misma y vaya acorde con el resto de la decoración del lugar. Más información en la página para restaurantes.

Sostenibilidad

En cerámica se va reciclando el material constantemente. La pasta que quitas a las piezas al retocarles la base, al tallarlas, etc. se humedece y se vuelve a utilizar. Y con el esmalte que se quita de la zona de apoyo de la pieza se hace igual. Por otro lado, bajo el fregadero tengo montado un sistema de decantación para evitar el vertido de sustancias a la red. Consta de dos cubos de gran tamaño. En ellos se va depositando el material producto de la limpieza de herramientas y superficies. Este material, que va cambiando, también lo utilizo como esmalte o pasta para hacer colecciones de piezas. En cuanto al packaging utilizo uno sencillo y gran parte de él de materiales reciclados o reutilizados de otras empresas que me lo facilitan. Y por último, los materiales empleados los compro en empresas locales y nacionales. Con todo ello intento aportar mi granito de arena para ayudar a conservar este maravilloso planeta que todo nos da. ¡Solo tenemos una Tierra!

error: